lunes, 16 de abril de 2007

desde un ciber en monjitas*

Qué lindo como me trata esta ciudad. Los cibers son baratos, la comida preparada del Líder salva, buscando bien uno descubre cine gratis, exposiciones gratis y hasta alimento gratis, la oficina de Tur Bus donde ustedes los que me quieren me mandan encomiendas me queda cerca, y cualquier post que pueda hacer es un sucio deja vú de 2005, pero buéh.

Como ya casi nadie lee esta bazofia me puedo dar lujos que la sobreexposición no permite (!).

Descargo un texto de Hemingway para la clase de mañana. Hey, realmente necesito internet y no bromeo con lo del riñón. Estos elitistas me mandan todo por internerd. Bueno, son -somos- gente grande. Se da por entendido que todos viven conectados. De hecho, me va quedando más que claro que unos cuantos son adictos.

Tuve un lindo fin de semana en la montaña y con internet gratis -internet, internet, internet. Ojo conmigo que puedo convertirme en "el loquito del notebook" de tu esquina más cercana-. Caché que desde esas alturas de Santiago pasa una micro cada luna llena, así que de puro anarco no pagué. Lo bueno de la tarjeta bip! es que uno puede pasar la tarjeta así como jugando de tal modo que la maquinita no la detecte -y, ergo, no suene bip!-, entonces uno se sube a la micro gratis y la gente no alega porque a) no pocos hacen lo mismo, b) otros odian tanto el Transantiago gentileza de los alaracos medios de comunicación que lo toman casi como un acto de subversión política legítimo y c) todos van demasiado ensimismados como para darse cuenta. No lo haga usted en casa. Yo puedo porque soy pobre y provinciano y lolo-promesa que en un futuro muy cercano devolverá a la sociedad todo lo que le está usurpando ahora. Usted no.

* No puede haber una calle que se llame "monjitas"!

3 comentarios:

superami dijo...

osea desde la montaña desde todos lados las minimicros van llenas, na que hacer.
Monjitas, hay una calle que se llama gay, porque no habria una monjitas?

Nimue dijo...

Imaginate la cara de un amigo español caminando por Bandera cuando ve un edificio gigante que dice:

"POLLA chilena de beneficencia"

casi se cayo de la risa :)

Beck dijo...

a mi me gustaría trepar por santiago mas seguido, ocupar mi tarjeta bip! y caminar por monjitas... pero bueh, esta ciudad con olor a papaya es lo único que tengo.
saludos jp