miércoles, 22 de noviembre de 2006

Domingo en la noche - 1993

Anoche encontré esto y casi lloro.



So early 90s. Tiene olor a gringo y por eso me gustaba. Por la promesa del popcorn salado. Porque todo lo que había acá era gris y feo. Nos creíamos conectados con el mundo gracias a Temuco Cable Visión y su alucinante parrilla de 15 canales.

Tiene olor a onces de domingo con los malísimos Sacher de Santa Isabel, a hueás para el colegio que hubo que partir a comprar al Multimarket porque el nene se acordó a última hora, a arreglos de la mochila, a traspasos de materia de la semana que pasó en la que me corrí olímpicamente de clases mediante exageración de mi resfrío.

La nostalgia es cada vez más inmediata. En un par de meses más me veré mirando melancólicamente a la ventana recordando lo que pasó hace tres horas.

7 comentarios:

daniela dijo...

siempre me dolia la guata los días domingos. es que al otro dia habia que ir al colegio y siempre odié el colegio y estudiar.
a veces tengo nostalgia de cosas que ni siquiera viví. raro eso.
saludos.

MaGaStYLe dijo...

tu casi lloraste , yo llore

Anónimo dijo...

Yo me acuerdo de la primera vez que vi una película en HBO... Y de mis días de septimo básico...

SNIF!
SNIF!

P.D: Igual te encuentro toda la razón, el día de mañana, si trabajo en un medio de comunicacion y llegan un montón de estudiantes de periodismo a sacarme fotos trabajando, no voy a tener derecho a rabiar con eso, porque YO TAMBIEN LO HICE ALGUNA VEZ!!!
Y YO ME SENTI OBSERVADA!!! OBSERVADA!!!
jajajaja

Anónimo dijo...

esas compras los domingos en el supermercado siempre me salvaron...
esq desde pekeña tengo mala memoria...


besos
bye

Anónimo dijo...

Clásico. Creo que la mitad de nosotros creció pensando que ese era el comienzo de todas las peliculas del mundo.

Igual que Daniela, a veces yo tb tengo nostalgia de cosas que ni siquiera he vivido. Quien sabe por que. Memoria colectiva? Puede ser.

Saludos, JP.

Anarko-Kapitalista dijo...

JP is back...

Avisa poh, loco.

Saludos.

elperiodisto dijo...

En mi imaginario se veía tanto más real. No me acordaba que la maqueta fuera como las de esos trencitos de coleccionista.